Margoth Trujillo Uribe, la mujer que retó la edad

 

 ✒Entrevista


"Me motivan mis ganas de seguir adelante y cumplir mis metas"


 

Algunos medios de la ciudad han resaltado personajes de la Universidad de Ibagué, entre ellos Margot Trujillo Uribe de 62 años de edad, quien hoy es estudiante de quito semestre de psicología. El Anzuelo Medios quiso profundizar un poco más acerca de esta historia, realizando a su principal protagonista, una entrevista en la que se evidencian sus ganas de salir adelante. 

Margoth Trujillo Uribe nació en Alpujarra Tolima en el año de 1954. Realizó su primaria cuando tenía 14 años de edad y terminó su bachillerato a los 57 años en la ciudad de Ibagué. Hoy a sus 62 años cursa el quito semestre de Psicología y es una de mujer que le demuestra al mundo que no existe limitantes.

¿A qué edad comienza usted a estudiar?

Yo inicié mis estudios de primaria en Alpujarra, para esa época yo ya era bastante adulta. Me trasladé a la ciudad y a mis 57 años y terminé el bachillerato aquí en la universidad con el programa Avancemos. Fui becada desde octavo hasta once.

¿Por qué no estudio antes?

Porque desde muy pequeña yo trabajaba. Luego me casé, era muy joven y apenas lo hice tuve que seguir trabajando mucho, no me quedaba tiempo ni siquiera los sábados para decir que podría hacerlo. Pero estudiar fue una idea que siempre me había acompañado. Mi deseo inicialmente era terminar con un cartón de bachiller colgado en la sala de mi casa, pero gracias a Dios la universidad me dio una beca cuando terminé mi bachillerato, recuerdo que yo hablé con el doctor Alfonso Reyes Alvarado y le dije que yo tenía muchos deseos de continuar con mis estudios, entonces él muy gentilmente me dio la beca. Si no hubiese sido por eso, yo por mi cuenta no hubiese podido ya que mis recursos son muy bajos.

 


Margth trujillo

Usted me comentaba que no es de la ciudad, y que nació en un pueblo del departamento,
¿podría contarme un poco de su vida allí?, ¿cómo fue que resulto viviendo en esta ciudad?

Yo soy de un pueblo llamado Alpujarra, pero viví en una vereda de este, la verdad soy de origen netamente campesino. Mis padres fueron campesinos, yo nací en una finca y soy la tercera de siete hermanos. Mi papá nos trasladó al pueblito debido a la situación de violencia que ya se vivía en la época. Al llegar al pueblo seguí viviendo con mis papas, recuerdo que mi papá tuvo una tienda en la que yo le colaboraba, yo en ese momento pensaba en estudiar, pero era complicado porque éramos siente hermanos, entonces la situación era algo difícil, de pronto no porque faltara unos libros ni mucho menos unos zapatos, solo que yo debía ayudarle a mi papá en la tienda. Con el pasar el tiempo me casé y ahí fue donde remate con el deseo de estudiar.

Usted se casa y sigue trabajando, ¿Cuáles fueron esos empleos?

Si, inmediatamente lo hice trabaje en un hogar infantil de bienestar familiar a pesar de no tener mucho conocimiento ni una profesión, solo un quinto de primaria. También trabajé de interina en Telecom. Después me vine para aquí a Ibagué con mi esposo porque la mamá de él se vino, entonces nosotros nos vinimos con ella y la familia de él. Estando aquí gracias a un familiar conseguí trabajo en Ortega, Tolima casi por cuatro años. Como se da cuenta era imposible iniciar a estudiar, ni de noche podía hacerlo. El último trabajo que tuve fue en ventas, viajaba mucho, trabajaba de lunes a sábado y todos los días llegaba muy tarde. Entonces cada vez más veía el deseo de estudiar más lejos.


"Yo me le mido a lo que sea, no me da miedo ni pereza, yo ya estoy lista para lo que sea".


¿En qué momento dice voy a cumplir el deseo de estudiar?

La idea de empezar mis estudios tuvo que ver mucho con el hecho de que yo después de pensionarme quise retomar el trabajo debido a que vivir con un mínimo no me alcanzaba. Toque muchas puertas pero ya por mi edad era imposible que me contrataran. Entonces a raíz de verme en esa situación de improductividad y de no hacer nada, yo dije me pondré a estudiar. Entonces fue así como un sábado pase por aquí por la universidad y vi varias señoras ya mayores como yo, jóvenes y señores también de edad, con el camibuso de Avancemos, les pregunté que hacían me contaron que estudiaban y yo les dije que dónde podía hablar, me indicaron, yo me presente el lunes y para ese mismo sábado estaba estudiando. A mí me gustan las cosas así, terminar lo que comienzo, de esta manera empecé mi proceso y me fue muy bien gracias a Dios.

Fue usted becada según desde octavo hasta once, pero ¿Cuál fue esa materia en la que mejor leiba? ¿Cuál le gustaba?

Español y literatura. Toda la vida me han gustado, porque tengo desde muy niña una disciplina muy grande con la lectura. Me encanta leer. Recuerdo que en la escuela cuando estaba en primaria, una profesora me motivaba mucho, me ponía a leer y a recitar y me decía que o tenía actitud para eso. En la universidad hay muchas materias que me gustan y son bonitas algunas son: Psicología social y psicoanálisis.

¿De donde nace el deseo de ser Psicóloga?

Porque toda la vida me he preguntado y preocupado enormemente por saber el comportamiento de nosotros los seres humanos. Me pregunto porque somos tan diferentes, porque actuamos de diferentes formas y por como reaccionamos frente a muchas situaciones. Elegí mi carrera por que se me hace interesante saber que pasa en la cabeza de nosotros, y hoy le doy gracias a Dios porque escogí la carrera adecuada.

¿Nunca pensó en otra carrera?

No, no y no. Desde muy niña me encanta la psicología. Porque yo digo ¡oiga, porque a uno le pasan tantas cosas! que a la vuelta que uno ya estudia y se prepara comienza a entender porque sucedieron, porque pasaron y porque somos así. Entonces entre más avanzo, más me gusta mi carrera.

¿Qué piensan sus compañeros de verla tan activa y estudiada?

Son muy lindos. En momentos los veo como mis compañeros, en otros como mis nietos. Hay niñas y muchachos que son muy especiales conmigo, me colaboran mucho cuando ven que tengo una dificultad. Cuando nos ponen en grupos a mí me da pena porque ellos se buscan entre muchachos entonces ciento algo de distancia entre ellos y yo. Me da pena pero aún así me invitan a trabajar con ellos.

¿Quién la motiva para seguir estudiando y cumpliendo todas sus metas? ¿Que piensa su familia de todo lo que ha logrado?

A mí me motivan mis ganas de seguir adelante, mis ganas de cumplir mis metas. Me motiva mi felicidad a pesar de las situaciones. También me motivan mis hijos, mi deseo de salir adelante con mi familia. En cuanto a lo que piensa mi familia hay unos que están contentos y se alegran mucho, otros me dicen que ya para que me ponga a fregar con eso de estudiar, yo les digo a ellos que no me digan para qué, yo aún puedo hacer muchas cosas. Pienso que si uno se pone a pensar para que hago tal cosa se condena a ser una persona obsoleta y eso no es lo que pienso yo. Uno debe aprender y hacer hasta que Dios le permita.

¿Qué va hacer cuando termine su carrera?

Quiero ser conferencista con el poder de Dios, dar un testimonio de mi vida y escribir un libro, ya estoy en proyecto de este. Ahora si la vida me deja hacer otras cosas como trabajar y demás, yo me le mido a lo que sea.

¿Cuál es su mensaje para la juventud?

Que aprovechen todo lo que tienen. Todo lo que la universidad les brinda. Que aprovechen el tiempo que estén abiertos, aprender siempre. Yo les diría que no existen limitantes en la vida.

 

Por: Paula Pachón. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Universidad de Ibagué.

 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso