Las travesuras del niño en el Tolima

 ✒Noticia

El fenómeno del Niño ha generado en los últimos meses un panorama preocupante en el campo de la producción y del medio ambiente en el departamento del Tolima. Las altas temperaturas, la pérdida de cosechas, y la escasez de agua son algunas de las consecuencias que ha provocado esta anomalía. Según expertos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, esta problemática ambiental es generada por la variación climática y se deben tomar medidas pertinentes para afrontarla. Así mismo, esta organización explica que las lluvias de los últimos días provienen del Amazonas y son pasajeras.

“Este fenómeno afecta la calidad, la disponibilidad, la oferta y la demanda. Si hay menos calidad y más demanda, se incrementan los precios de los productos” comentó José Daniel Castro, experto y jefe de planta de un expendio de frutas y verduras de la ciudad de Ibagué. “Y es que todo se enfoca a la falta de agua”, aseguró Juan Carlos Ríos, quien trabaja en los cultivos de café, en Villa Restrepo. Ríos está seguro de que si no se riegan los cultivos de café, entra un insecto que perfora la semilla y hace que el producto se pudra, el animal es conocido coloquialmente como “la broca”.


El fenómeno del niño 2


Pero este fenómeno ha beneficiado a unos pocos que son los comerciantes de bebidas que hay en las principales calles de los pueblos y de la capital. Así lo aseguró María Elena Betancur, vendedora de “guanabanazo”, una bebida a base de leche con pulpa de guanábana. Ella afirmó que las altas temperaturas en el último tiempo la han beneficiado porque vende más, pero que de algún modo también la perjudica, porque la fruta al comprarla viene seca y difícil de manipular.


A pesar de que se pronostican altas temperaturas, el IDEAM predijo que las lluvias generadas en los últimos días en el departamento, son provenientes del sur del país y por ser esa zona de baja presión, las bajas temperaturas generan un pulso entre sistemas y se incrementa la precipitación de agua.


 

Iván Mantilla Triana, Director del grupo de Gestión de Riesgos de la Alcaldía de Ibagué, manifestó que los efectos del fenómeno del Niño para la ciudad y para el departamento del Tolima han tenido cuatro vertientes por destacar: incremento de los incendios forestales, pérdidas de cosechas y cultivos, falta de agua para suministro humano y salud, además del desarrollo de enfermedades epidemiológicas como el virus del Zika.

Por otro lado, el funcionario del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), Oscar Fernando Cardozo, precisó que los cultivos de secano como algodón, café, cereal y arroz son los más afectados y otros cultivos como las frutas, verduras y hortalizas se ubican en un segundo plano. También se ha generado un estancamiento en la producción pecuaria por las praderas secas que ha dejado la ola cálida. Esta afectación se da por la escasez del agua presentada en la región por los bajos niveles de los ríos y falta de lluvias, enunció Cardozo.

Por otra parte, el IDEAM aseguró mediante Jairo Ramos, funcionario de dicha entidad en la zona de Ibagué y el Tolima, que este fenómeno es de intensidad fuerte y se han registrado diferencias climáticas de 4°C a 5°C superiores de lo normal. En cuanto a las causas de esta anomalía, también conocida como el fenómeno cálido del Pacífico, Ramos expresó que éste es generado por la variabilidad climática que se está presentando en el planeta. “Los expertos meteorológicos se dan cuenta de la llegada de la variación cuando se empieza a presentar un incremento en las temperaturas de la superficie en el océano Pacífico y se debilitan los vientos que van de oriente a occidente. Lo anterior provoca que los vientos que van de norte a sur demoren en la llegada a la confluencia tropical y se genera esta irregularidad en el clima” formuló Ramos. A pesar de que se pronostican altas temperaturas, el IDEAM predijo que las lluvias generadas en los últimos días en el departamento, son provenientes del sur del país y por ser esa zona de baja presión, las bajas temperaturas generan un pulso entre sistemas y se incrementa la precipitación de agua.

 

Durante el mes de febrero, luego de que se realizara una reunión con el comité municipal de riesgos del que hace parte la Policía Nacional, el Ejército Nacional, la Cruz Roja y otras entidades, se declaró la calamidad pública en el municipio. Esta declaración es un mecanismo que ofrece el Estado a los municipios de Colombia para poder intentar conseguir recursos por medio de la Nación. La razón por la cual se generó se debe a los efectos de los incendios, la escasez de agua, el aumento de enfermedades epidemiológicas y la pérdida de cultivos como consecuencias de las travesuras del Niño del Pacífico en el departamento tolimense.

 


Por: Daniel Devia Beltrán, Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Universidad de Ibagué.

 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso