Desafío Súpercomunicadores 2016, un reto comunicativo

 


“Me parece un espacio en donde los estudiantes pueden afianzar relaciones, no solamente entre ellos sino entre alumnos y profesores que muchas veces se pierde en las aulas de clase y estos espacios permiten esa integración, que nos conozcamos más, que sepamos cómo somos más allá del aula de clase”. Laura Bustamante.


La tarde del 26 de agosto fue diferente para los estudiantes y docentes del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Unibagué. No hubo clases, ni parciales, mucho menos estrategias; hubo entusiasmo, comunicación y mucha diversión. Los estudiantes pudieron relajarse, fuera de sus rutinas académicas, del ‘corre corre’ diario, de la presión de los exámenes y proyectos de entrega inmediata; vivieron un momento en el que todo fue distinto, ese momento fue el “Desafío Súpercomunicadores 2016”. Un encuentro que sirvió de integración para los estudiantes y docentes, como otro escenario de distracción. Todo partió de la idea de pensar “en algo mucho más dinámico y que incluyera a los chicos de todos los semestres y así conocernos entre todos (...) los profesores dijeron que fuera algo que tuviera que ver con comunicación, entonces que cada prueba tuviera algo sobre lo que hemos aprendido”, dice María José Cuesta, estudiante de tercer semestre y una de las promotoras de la actividad.

La sede deportiva en Santa Ana fue el espacio que se aprovechó para desarrollar el Desafío súpercomunicadores como una actividad de comunicación extra clases y que involucró lo visto en la carrera en medio de la diversión y los juegos a campo abierto. El juego consistía en que los estudiantes por grupos hacían una válida por la sede deportiva, en la que iban por varias estaciones haciendo retos para así obtener la parte de una frase que debían armar como objetivo final. En el circuito de 6 estaciones, cada profesor o profesora les proponía a los grupos una dinámica a manera de reto para que se resolviera, las pruebas eran distintas por cada estación; de completarlas satisfactoriamente cada grupo lograría obtener el pequeño fragmento de una reflexión sobre lo que implica ser un comunicador. Finalmente, el grupo que lograra armar correctamente la frase con las distintas partes, sería el grupo ganador de este Desafío.

desafiocs

Así, en la primera estación, la prueba se desarrolló en las mesas de ping pong con la docente Luz Dary Espitía, el equipo que jugara sin dejar caer la pelota tenía la posibilidad de pasar a la segunda parte de esta prueba que consistió en adivinar una película a través de mímicas, lo que aumentó el nivel de dificultad de la actividad. En otra estación del amplio lugar el profesor Diomedes Acosta, preparó una actividad de tres pruebas: en un principio el grupo que pasara por allí, debía poner a prueba su puntería para lograr sacar de un recuadro dibujado en la arena dos de cuatro canicas puestas allí, para luego organizar en el menor tiempo posible las fichas del tablero de ajedrez gigante, para al final adivinar el tema de una pequeña noticia a través de dibujos.

En una tercera estación, “Adriana estaba en la piscina y en la parte de abajo distintas frases y entonces uno de los integrantes ingresaba e intentaba leer la frase pero era complicado pues el agua se movía y era muy difícil encontrar las fichas.  Así Adriana decía si era la correcta o no para continuar con la siguiente prueba” explica María José Cuesta. “Luego estaba la estación detrás de la cafetería y allí la profesora Carolina Patiño asignaba una canción y todos los integrantes tenían que ponerse de acuerdo y hacer los ejercicios en las máquinas del gimnasio mientras cantaban la canción”. La quinta estación estuvo orientada por el docente Orlando Barón,  esa prueba se desarrolló en la cancha de baloncesto, ahí “cada integrante debía aprenderse un fragmento de un poema y los demás lanzaban la pelota hasta encestar, de no hacerlo, debíamos repetir el fragmento del poema”.

La sexta estación  se realizó en la cancha de tenis con Tatiana Ávila, allí cada grupo debía caminar alrededor de la cancha pivoteando la pelota y luego de terminado el recorrido jugar un pequeño set del partido de tenis para obtener una frase de la reflexión. “La competencia me pareció una actividad lúdica, muy bien planeada, se trató de integrar a todos los estudiantes de la carrera (…) no sólo con el fin de celebrar sino compartir entre todos” afirma Daniela Arias de tercer semestre. También, para quienes no participaron del desafío en un equipo y fueron espectadores de todo esto, asumieron que todas estas actividades lograron despertar las habilidades físicas de los estudiantes, poco conocidas.

Al terminar de recoger las 6 partes de la frase, los estudiantes se dirigían al punto de partida en el que estaba la docente Ángela Lopera y allí armaban la fase general que fue: “1. Lo cierto es que un buen Comunicador Social y Periodista suele ser una persona sensible ante los problemas que afronta la sociedad en la que vive. 2. No solo busca historias y las convierte en narraciones que hablan de los otros y de sí mismo, 3. A partir de la investigación rigurosa de hechos verídicos y verificables. 4. Sino también aporta a la construcción de procesos colectivos, orientados al desarrollo social y al fortalecimiento de la ciudadanía. 5. Solo su transparencia y ética profesional garantizarán su credibilidad. 6. Con base en estas premisas hemos trabajado durante 10 años en el programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué, del que orgullosamente somos parte.

Fueron 6 grupos participantes, pero ‘Ami de todos’ fue el ganador del Desafío, algunos de sus integrantes expresaron como se sintieron frente a este reto:


 “Primero que todo me parece que es un muy buen espacio para que todos los estudiantes de comunicación se conozcan y expresan todas sus ideas (...) Estuvo muy chévere, nos divertimos mucho, las pruebas estuvieron relacionadas con todo lo que hemos visto durante la carrera” afirma Lorena González, estudiante de octavo semestre.


Así mismo Santiago Mejía expresa “es importante integrarse y poder participar y yo pienso que son pocos los espacios que se abren en la Universidad para compartir entre los mismos estudiantes (...) Esperé muchísimo más de las pruebas pero al ser la primera estuvo bien, yo la pasé muy chévere”.

Por su parte la estudiante Camila Torres afirma que “me gustó mucho la actividad, muy interesante porque nos unimos no solo como miembros de una carrera, sino como equipo” y por su parte, Laura Bustamante dice que “me parece un espacio en donde los estudiantes pueden afianzar relaciones, no solamente entre ellos sino entre alumnos y profesores que muchas veces se pierde en las aulas de clase y estos espacios permiten esa integración, que nos conozcamos más, que sepamos cómo somos más allá del aula de clase”.

Así el Desafío Supercomunicadores 2016 terminó con una integración que para la gran mayoría de asistentes fue una experiencia universitaria distinta que rompió con la rutina académica y que por un momento hizo a todos salirnos de nuestro papel como estudiantes y docentes, pues se espera que aquella tarde del desafío súpercomunicadores, se repita.

 


Artículo: Sergio Andrés Forero. 

Video: Henrry Parra, Laura Bustamante, José Morera. 

Estudiantes de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué.

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso